21 de abril de 2013

Quédate

Quédate,
como la gota de rocío sobre una hoja quebrada en cualquier mañana.

Quédate,
como la pisada en mitad de la arena de una playa en la nada.

Quédate,
como el grito en el eco de cualquier profundidad, como la del alma.

Quédate,
como lo hace el viento para robarte una mirada.

Quédate,
como la lumbre la luz deja encandilando los perfiles de tu sonrisa.

Quédate,
como se quedan las lunas para alumbrar las oscuras huellas de tu camino.

Quédate,
como tu sabes quedarte,
como el agua, como la huella, como la voz, como el suspiro, como la luz, como la luna.

Quédate,
y hazte sol en estas noche de soledad amarga.




1 comentario:

Lucía dijo...

De las entradas que he leído (no han sido pocas jajaja) esta me ha encantado. Te sigo de cerca a partir de ahora. Sigue deleitándonos con tus escritos.

Mil besitos.

Se ha producido un error en este gadget.