13 de enero de 2012

LA SED Y EL AGUA, EN UN CAJÓN DULCE COMO EL CARAMELO.

Hoy he hablado de cajones, de un cajón, de cualquiera en realidad donde no cabría la magia que difunde la compañía de alguien, alguien que me pide algunas noches unas palabras para antes de dormir. Y es genial porque me despierta cuando estoy a medio dormir justo antes de que ella se pierda en los brazos de Morfeo.

Y más, más cosas he hablado hoy, como el "poquito a poco" de las cosas, cosas que pasan, cosas que han pasado, cosas que les ocurrió pero que no vi, cosas que puede que pasen pero no se sabe, cosas que no son tales; en fin, cosas que pasan y solo van "poquito a poco".

Añadimos el sabor del caramelo. También la noche ha sido dulce, como de costumbre pero hoy más, pues he encontrado la forma de endulzar una imagen en movimiento constante, es decir, un vídeo, y cómo ha sido, pues estuve quedo un momento, con el paladar entretenido, me quedé mirando la imagen en movimiento constante y encontré la clave: "como caramelos mientras hablo contigo porque así puedo imaginar lo dulce que eres". Cursi, pero en cantidades industriales; me gusta la idea a la que he llegado, sin pensarlo, dejándome solo influir por el momentazo de placer, viendo y comiendo algo dulce, tremendamente genial y apetecible.

Desde ahora, intentaré endulzar mucho más mis días, mis horas; mis palabras, mi sentido de la comunicación; no está de más saborear las cosas, cada detalle, una simple parada en el camino para observar dónde estamos y lo que nos rodea, esos minutos de magia incontrolada al descubrir a cada paso un horizonte nuevo, de colores nuevos, de forma nuevas, de cercanía diferente, pero más.

Feliz Invierno a todos, ya el otoño me prometió algo, de boca de alguien que se largó, y así fue, se largó pero me dejó un otoño interesante, de gran cantidad de sensaciones, un invierno único, y la primavera que esté por llegar. 

Os deseo a todos, si quiera, la mitad de dulzor que saboreo ahora, para vuestro año nuevo, año que acabamos de comenzar y espero que mantenga este espíritu mio de bienestar.

"No dejes que la sed se aleje del agua"
Se ha producido un error en este gadget.