27 de diciembre de 2011

Gente.

A menudo, la gente suele mover los dedos como si tocaran el aire, como si acariciaran el sonido del viento, pero es mentira, digitalizan sueños.

En otras ocasiones, la gente deja caer lentamente las manos por el lomo de un sofá, como si plancharan la suavidad y piensan las manos que nunca cambiará esa ternura de una pieza textil.

También a veces reposan los brazos sobre hombros al uso que tienen por conocidos, pero esos hombros poco  reciben de los brazos que en él se apoyan, no se conocen realmente.

Además, la gente... la gente es idiota; la gente vigila con sus pasos a los pasos de los demás y olvidan cómo son los suyos; pierden su ritmo por marcar el que tienen al lado, sin ni siquiera saber por qué.

Otra de las cosas que la gente hace es dejarse caer con el cuerpo en las paredes, en los muros, en las esquinas frías sin saber que a veces, a esa pared, la espalda duele y es incómodo que venga alguien a recostar su cuerpo que no saben qué hacer con él.

En fin, la gente, perezosa gente, ingenua gente,
                                insulsa gente, vacía gente,
                                          perdida gente loca,
                                                           gentuza.

                                         

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.