31 de octubre de 2011

Acabada.


Soy duro de recordar en la memoria
de la botella que pierde su mensaje,
caído en el mar de la ola y el desastre,
de las mareas de mi triste historia.

Soy plácido en la caída libre y violenta
mientras caigo calla mi mente enferma,
pierdo el seso corrupto que mi sangre
cuando ya, en el suelo, ya no late.

Soy la fugaz ave peregrina ahora
que vuela hacia la incierta cumbre,
que lleva en sus alas la mugre,

soy esa ave pesada
que arrastra cadenas,
que ya no nada.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.