23 de agosto de 2011

Y de nuevo... qué hacer.

Y de nuevo qué hacer, qué pensar, qué imaginar.

Ya me pierdo de nuevo entre las nubes de agosto, ya en septiembre me nublarán o refrescarán. Y lo cierto es... cómo acertar cuando se tienen dudas, porque saber qué pasos hay que dar después de años de barbecho sentimental.

Cuando se establecen unos patrones para funcionar con alguien a mi me fallan; cuando me salto los patrones fallo; en fin que va a ser cierto que nunca sé cómo acertar.

La sesión ha comenzado pero no sé si estoy en los trailers o directamente hemos pasado a "the end". Porque quizás hoy sea una noche de desvanecimiento, de pocas fuerzas o quizás no sea la noche, sea la pérdida en el mapa de tu perfil que no me da pistas suficientes para tomar el camino correcto, o simplemente, me he saltado un ceda el paso.

Sea lo que sea, quiero que ocurra algo. Está ocurriendo pero me pierde la paciencia, la no espera, y la locura de comenzar de nuevo cuando ya el reloj haya retrocedido una hora para el nuevo otoño.

Qué hacer... pues no lo se, quizás estando solamente acierte, que sea lo que Dios quiera que sea, pero no sin el sabor de la mínima recompensa de haber intentado algo.

Deseadme suerte, porque no la encuentro.
Se ha producido un error en este gadget.