27 de septiembre de 2010

Un sueño

Soñé que andaba. Y anduve.

Soñé también que me detenía por un segundo, que volvía la mirada atrás, y no veía nada.

Seguía caminando, en no sé qué lugar, hacia no sé dónde, con quién fuera, caminaba.

Y soñando, volví de nuevo la frente a mi espalda, alguien se acercó.

Me detuve, giré de nuevo la cabeza hacia atrás y cerré los ojos.

Acariciaron los labios, los míos, y no se qué me apagó la luz, destruyó mi camino, y estuve quedo hasta que desperté.

Desperté, desperté y me maldije cienes de veces, hasta echarme de nuevo a soñar. Entonces, ya era tarde, no había camino sino la nada, y volví a despertar para jamás, nunca más poder soñar.

Y me maldije.


No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.