27 de julio de 2010

Alunadado

Alcoba de luces oscuras,
en la noche, luna, luna,
lunea, roba al sol su luz,
déjala en mi ventana,
niña luna, niña loca,
que yo la veré mañana.

Luna niña, rebelde, blanca,
sal al patio de las estrellas,
vacía tu cara, tañe de dulce
cada mirada.
Alisa la ropa, en la cama,
vea a dormid conmigo,
luna niña, luna loca.

Tráeme tus grises destellos,
pajizos en un reflejo atardecido,
sírvete de tu esbeltez lozana
de carne prieta y de balón,
para mover la cintura
a la clave sol, y despuntas,
luna niña, luna loca.

Sacúdete entre aljófares de algodón,
atrápate a ti las altas aves que vuelan,
rompe los hielos con destellos,
niña luna, loca niña.

1 comentario:

Álvaro Beltrán dijo...

La luna va degradándose
en tintas de mar y de cielo.
El pobre lunero la deja muerta
en la línea invisible que raja
el polvo por la mañana.

Se ha producido un error en este gadget.