12 de marzo de 2010

Un no, y quizás un tampoco.

No hay vientos que no susurren que el odio existe, y el amor odia al mundo.

El amor, como la muerte, son inevitables y están condenados al fin.

No existe el amor.

Existe el odio o la ausencia del odio.

Paranoides amados. El amor, el no odio para mí debe ser en gerundio, en el momento, nada en letargo.

El amor, el odio, ¿no es lo mismo?

2 comentarios:

Álvaro Beltrán dijo...

"Quién sabe si el amor no es la gran mentira que el desamor se inventa para atraparte..."

EL HIJO DEL ALMA dijo...

" HERMANOS Y PERPENDICULARES..."
me encantó encontrarte
gracias

ALMA

Se ha producido un error en este gadget.