28 de diciembre de 2009

Por escribir


Por ti, bien me espero con mi alta señora
vagando mi alma en tristes lamentos
pensando en demonios y triste demora,
que la pausa perdone a hombres cruentos. (Yo mismo)

Amor, que no esperes en silencio,
que de mí no quede burla ni sorna,
que te endecasilabes por derecho,
que por lo zurdo se mueran las horas. (Álvaro Benjumea)





1 comentario:

Álvaro Beltrán dijo...

Amor, que no esperes en silencio,
que de mí no quede burla ni sorna,
que te endecasilabes por derecho,
que por lo zurdo se mueran las horas...

Se ha producido un error en este gadget.