16 de junio de 2009

Los dos éxitos

No hace mucho tiempo, aunque sí unos años, leí en un mueble, colgado un papel, en el que decía "Tan sólo en el diccionario está antes el exito que el trabajo".

Bien cierta es esta expresión aunque no siempre es así. Hay personas que nacen con el exito debajo del brazo, como si fuera algo innato en ellas, pero que ciertamente, no les has costado trabajo, tan sólo ser quienes son. Otras en cambio, mantienen una vida de trabajo, de duras labores aunque no vislumbren nunca el éxito deseado.

Con esto, me he parado a pensar sobre qué es el éxito, puesto que entiendo que sea una idea que está alejada de la forma física, de lo parpable, lo tangible. Es algo que hemos creado para que trabajar sea necesario. Y sí lo es, pero no para tener un simple éxito que en cualquier momento se puede fastidiar. El éxito crea enemigos.

Si después de una vida trabajando para esperar un éxito anhelado, el éxito te crea enemigos, ¿qué clase de éxito es?

Quizás, no haya más exito que tener trabajo que desempeñar, tener a personas a tu alrededor, porque otro tipo de éxito, entre las costumbres, éxito económico y de lujo, ese da dolores de cabeza.

Quizás el éxito sea una palabra bicéfala, que contenga realmente en una cabeza el dinero y en otra el trabajo.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.