15 de abril de 2009

Momentos

Cinco minutos al sol, un baño de brisa de mañana, estiramientos de extrmidades tensas por el dormir despierto en una novela corta soñada...

No hay medios posibles para evitar el placer al sol en los cinco minutos marcados por las caladas a un cigarro maltrecho, aplastado en el bolsillo de cualquier pantalón.

Con qué corto mensaje se plasma el sofocante tiempo que aplasta los sentidos, de uno en uno, por separado, divergentes.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.