17 de febrero de 2009

ELLA

Húndeme en tu boca
sin tiento ni espera
lamiendo pesadillas
de nubes rotas,
como pocas niña
lame,
como pocas...

Pues ella,
recorre su cuello
de pies a cabeza,
haciéndole sentir poeta
dándole motivos,
para estallar de franqueza,

La misma
ella
una y otra vez
ella
siempre,
ella
en mi cuello
en mi pecho
en mi boca
ella
siempre ella,
tan precisa
tan certera
ella
tan locamente mia
ella,
con sus curvas
sus dilemas
ella
tan fantástica
hechicera
de ojitos carne
y piel serena
ella
siempre ella.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.