3 de enero de 2009

NO ME CUESTA

¿Cuesta, o no cuesta, entrar en un nuevo año?. La verdad que no tengo palabras para resolver esta cuestion porque, qué más da que cueste o no comenzar una nueva andadura de paredes con almanaques renovados, qué importa si la hoja la pasas ahora o dentro de días, lo importante es dar un paso adelante, y eso, cambiemos de año o no, a veces cuesta.


Por eso yo salto, paso de ser peon en el tablero, mejor caballo que salta pero tiene un recorrido fijo, contra el jaque.


Feliz año a todos¡¡

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.