20 de agosto de 2008

Learnig...
















He aprendido en estos días que, cuando necesito ser feliz, tan solo tengo que abstraerme y hacer lo que quiera, lo que me apetezca y ser veraz.





Pues siendo sincero alcanzo más que no siendolo, y no porque me frague en la mentira y haga de ella una daga, sino mantener silencio continuo. Por eso, pasar del silencio es mucho mejor. Obrar, hablar, dialogar, justificar, recordar. Cada aguero cuenta en cada discurso y decisión.





He aprendido en estos días que cuando necesito ser feliz, lo soy.





Ya pasará el otoño, y con él, la pena.

1 comentario:

Anónimo dijo...

uououo me encanta como escribes eee muxaxoteee...en verdad en ese escrito llevas toda la razon...a veces la sinceridad con los demas e incluso con uno mismo te lleva a la trankilidad y tmb a la felicidad...eso sii la sinceridad siempre ha de ir acompañada de na mijita de sutileza jajajaja que los jarros d agua fria no son siempre la mejor solucion xDDDD
wenoo un besitoo wapooo;)

auRi_**

Se ha producido un error en este gadget.