1 de agosto de 2008

ENTRADAS, RELACIÓN Y 90 EUROS DE MÁS

Puede dar casualidad que cuando una artista aparece, los recuerdos con ella viene a la memoria como si fueran espejismos.

Palmeras, charcos, cabras, sol. Reflejos de realidad que se acumulan en las retinas, en las venas, y en la piel. En fin, un reguero de buenas intenciones que marean las intencíones más livianas sobre el fin de una persona, de dos personas, de tres.

¿Quieres venirte conmigo a pasar un buen momento, a embriagarnos de alcohol barato?

Entra, juega y paga, y por supuesto, a disfrutar.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.