13 de junio de 2008

DE NUEVO OTRA VEZ

He pasado de guardar carpetas viejas, usadas, sacar y renovar las nuevas que contienen memorias de ayer, pero no de un pasado más lejano.

He apresurado el tiempo, el tiempo me ha afixiado y me ha devuelto la piedra, envuenta en papel sucio, arenoso y exfoliante. Me araña. Me destroza.

Y pensar, que una carpeta tiene tanto que dar y tanto que esconder. Carpetas, que bien que os guadé.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.