16 de diciembre de 2007

change


A veces, el cambio es bueno, a veces nos viene mal, pero a veces el cambio lo es todo, y es cuando no tienes más opciones que adaptarse y dejar de complacernos en reproches, rechazos, mentiras, absurdos. Nada tiene que seguir en el mismo sitio ni estático, pero si nos damos cuenta, todo nos gusta quieto aunque a la vez cambiante, en movimiento.

Nos gusta ser nosotros pero dentro de una vida, de un mundo que cambia, volar, pero sentados, correr pero sobre ruedas, y cambiamos esos momentos por nada, o la nada o lo que queremos que nos ocurra, sentaditos en un sofá.

Si parece este texto vacio, es señal de que algo cambia, no todo.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.