29 de marzo de 2007

RETABLO DE LA DESESPERADA PERDIDA


Cuando llueve en primavera, caen gotas en trozos de tierra seca, delicada como la hiel de una colmena seca, como pisos abandonados, amarga como podemos tener la garganta cuando reseca el calor las plantas de nuestros relicarios donde guardamos los más queridos de los recuerdos que no queremos que lo sean, porque si tienes un recuerdo, es señal de que has abandonado el piso, de que las plantan ya no necesitan agua y de que has secado una parte de ti.

Cuando nieva en verano, dejan caer puentes los copos grises dando forma a una silueta de una mujer perdida, una dama virgen y administrada a la vez sobre la luz que reflejan las aspas de las veletas frías como el sol, que de frió quema, que de amarillo miente; como cuando arrinconas algo en la piel.

Cuando solea en diciembre, hacen sonreír por cada margen del candor de la hoguera amarilla, como la que da sombra de rayos malignos que se asoman a tu espalda para darte fuerte, bien fuerte, para partir en tu cabeza la verdad, hacerte resonar la variedad sin razón dada que guardas como tesoro de marco que sostiene una fotografía.

Lloverán pesetas del paraíso sin pecados de concesionario pero con mártires en el maletero que hieren al caer a los pies ceñudos pecan de ignorancia porque hacen bien.

Azul, prueba, demolición, desconsuelo, paraíso, matrimonio, delta, betis, rata, porqué, historias, altavoz, taza, euro, botón, lápiz, teléfono, salvación, barco, moro, texto, venda, letra, papelera, casa, así, pescado, papel, botella, alfombra, pata, chino, grapadora, maricón, nada, todo, malo, demográfico, picadura, cáliz, barro, batería, cupio, mechero, bandera, feliz, paz, pinchar, naranja, corcho, carta, peligro, sabina, pen, sur, Atlanta, tele, avión, vía, atril, malo.

1 comentario:

Alfonso dijo...

Cuántas vueltas tiene que dar la sangre en un corazón para rebotarle oxígeno a su cerebro y pueda parir palabras, tan duras y a la vez, bellas, como ésas.

Se ha producido un error en este gadget.